miércoles, 17 de diciembre de 2008

Platillos volantes

Llegaron en escuadrones de a seis desde Bazar Shen Xie, ahora sobrevuelan el hogar de los Jiménez. Uno aterriza en la cabeza de Ricardo, frustrando su desesperada huida de la cocina. Mujer cornuda uno, Ricardo Jiménez cero.

Esteban Muñoz
Ejercicio microrrelato

3 comentarios:

Manuel Santos dijo...

Jejejeje. Me gusta.
Es interesante que se cuenten tantas cosas en tan pocas lineas, y además con gracia.
Un saludo!

elena dijo...

Muy ingenioso.

Tiene la magia ésa de los microrrelatos que genera automáticamente en la cabeza de uno toda la historia. Lo implícito late en cada palabra.

También me gusta que el título sea una pequeña dosis de información, elemental para entender la historia.

Felicidades!

Manuel Esteban Muñoz dijo...

¡Gracias!
Desconfiaba un poco al principio del subgénero del microrrelato, pero me ha acabado enganchando por lo exigente de sus planteamientos narrativos y las posibilidades de comunicación (qué se dice, qué se calla) con el lector.
Saludos.
Esteban Muñoz