sábado, 14 de febrero de 2009

Una partícula de luz (Microrelato)

Una partícula de luz nace de una pequeña estrella, zambulléndose llena de energía entre los océanos vacíos que separan los cuerpos celestes. Esquiva millones de restos de polvo, mil asteroides, se retuerce al bordear la enorme boca de un hambriento agujero, más que oscuro, negro; ignora los tenues y coloridos velos de diez nebulosas, adelanta a un cometa, esquiva el faro de un púlsar, no se deja deslumbrar por una supernova, evita el abrazo de algún planeta gigantesco, pero árido; por fin cruza un último mar de negrura y tiempo para, ya cansada, deslizarse sobre el hielo de los anillos de Saturno y, de la mano de la luz de la luna, alcanzar la Tierra, abandonando el cielo para caer en el paraíso y morir feliz, fundida un instante con el reflejo de la mirada de la pequeña Ana.


por Joan Villora Jofré

Ejercicio con Subestructura del taller de Escritura Creativa

648 caracteres sin espacios; 786 caracteres con espacios

7 comentarios:

milagros dijo...

Precioso.
Me ha encantado.
Felicidades.

ignasi dijo...

Muy bonito microrelato que con pocas palabras me transporta por todo el macrocosmos
Bien trabajado.

Sonia dijo...

Guau, qué pasada, me he quedado boquiabierta. Precioso de verdad.

Irène dijo...

Celestial..............

Irène

Mariano dijo...

Genial. Lo bueno si breve dos veces bueno. En este caso infinitamente mejor. Felicidades.

Joan Villora dijo...

¡Muchas gracias a todos!

Esto si que da ánimos.

Por si alguno tenía curiosidad, la niña en cuestión es la hija de unos amigos, Ana Sánchez Ferrón, de siete años y medio;lo más parecido que tengo a una sobrina.

Juanmi dijo...

Sin palabras.

Precioso, simplemente.

Una lección magistral de como levantar una catedral con 4 granos de arena. Si señor.